La importancia del agua

Un adulto sano está formando aproximadamente por un 70% de agua. Todas las células y los órganos dependen del agua para su buen funcionamiento, por eso es tan importante el agua.
Es un nutriente esencial para nuestra vida, bebida por excelencia, principal fuente de hidratación y no tiene calorías.
Es complicado definir las necesidades de agua en nuestro cuerpo ya que dependen de diversos factores como la edad, complexión, estado de salud, estado fisiológico, actividad física y condiciones ambientales. Se recomiendan de 6 a 8 vasos de agua al día, aproximadamente de 1 a 1,5 Litros, el resto, hasta los 2 litros los aportamos en alimentos como frutas, verduras y otras.

Éstas son las razones por las que el agua es tan importante:

  • Proporciona propiedades físicas y químicas beneficiosas para nuestro organismo, resulta indispensable para los procesos de digestión, absorción, transporte y eliminación de productos de deshecho.
  • Mejora el estreñimiento.
  • Previene infecciones urinarias y cálculos (piedras) renales.
  • Disminuye el riesgo de cáncer de colon, vejiga y pecho.
  • Limpia los órganos de los productos de deshecho (ácido úrico …) para que riñones e hígado funcionen correctamente.
  • Mejora muchos dolores de cabeza que son por falta de hidratación, aunque existen otras causas.
  • Mejora tu capacidad deportiva, pues con el sudor perdemos agua y necesitamos reponerla.
  • Te proporciona una piel sana y joven, con menos arrugas, ya que los cosméticos hidratan por fuera pero de nada valen si no nos hidratamos por dentro.
  • Mantiene las articulaciones lubricadas (evitando así el roce de éstas) y mayor resistencia de nuestros ligamentos
  • Es supresor del apetito, muchas veces bebiendo agua se nos quitan las ganas de comer.

Estos son sólo algunos de los beneficios de beber suficiente agua. La deshidratación hace que nos sintamos más cansados, débiles y sin energía, pues es consecuencia de que nuestra maquinaria interna no funciona correctamente y necesita un nutriente que no le estamos aportando.
Si no estás bebiendo agua, empieza a coger el hábito y enseguida notarás como tu piel mejora, disminuye el estreñimiento, aumenta tu energía, mejoran tus dolores de cabeza, tu sensación de hambre y otros beneficios que cuerpo te agradecerá.

You may also like

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies